5 consejos para preparar tu piel para el verano

Con la llegada del buen tiempo y el aumento de las temperaturas, exponer nuestra piel al sol después de tantos meses hibernando puede sorprender a nuestro cuerpo y, lo que es peor, provocarnos efectos nocivos a medio y largo plazo.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Piel que se celebra este 13 de junio, te animamos a que tomes nota de estos 5 consejos para cuidar tu piel y prepararla para la exposición solar.

#1 Exposición paulatina

Lo primero que debemos tener en cuenta es que tenemos que exponernos al sol de forma paulatina. Es decir, ir eliminando capas de ropa poco a poco. Después de meses en los que la mayor parte de nuestra piel ha estado escondida del sol, no podemos exponerla de repente al 100%. Tiene que ser un proceso gradual, a medida que va llegando el calor y aumentando las temperaturas.

#2 Alimentación

El cuidado de la piel empieza por dentro.  Las frutas y verduras son una fuente de antioxidantes para el cuerpo que ayudan a hacer frente a agentes externos como el sol o la contaminación. Estos alimentos contienen betacaroteno, que contribuyen a mejorar el aspecto de la piel y además potencian el bronceado.

Junto con la alimentación es importante la hidratación, bebiendo agua de forma regular y aumentando la ingesta en las horas de intenso calor o cuando realices ejercicio.

#3 Protección solar

¡Protección solar siempre! No solo cuando vayas a la playa. Hay muchos lugares donde pasamos horas y horas expuestos al sol sin ser conscientes de ello, por ejemplo, en la misma ciudad. Utiliza una protección solar con una elevada concentración de antioxidantes que frenen el daño celular causado por las radiaciones UVA y UVB, especialmente para aplicar en el rostro. Te ayudará a potenciar las defensas de tu piel evitando el envejecimiento prematuro y reduciendo la aparición de arrugas y manchas.

#4 Exfoliación

¡Renueva tu piel! Utilizar un exfoliante corporal natural durante o después de la ducha ayuda a rejuvenecer nuestra piel, dejar a un lado la piel apagada del invierno y empezar a eliminar las pieles muertas. La exfoliación fortalece la dermis, aporta elasticidad y suavidad a la piel y a la vez la hace más resistente al sol, lo que favorece el bronceado.

#5 Hidratación

Después de la exfoliación, es un buen momento para hidratar la piel. ¡A tener en cuenta! Hazte con una crema de fácil aplicación y rápida absorción. Otra opción es aplicar tras la ducha un aceite corporal natural con la piel húmeda mediante masajes circulares. Los aceites como el aceite de marula o aceite de rosa mosqueta, altamente hidratantes, reducirán estrías y cicatrices, además de nutrir en profundidad.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Últimas noticias

© 2020 OK Mobility Group. Todos los derechos reservados