5 consejos prácticos para combatir el calor

La llegada de las altas temperaturas trae consigo la dificultad de realizar algunas actividades diarias como pueden ser desplazarse de un lugar a otro, realizar ejercicio o simplemente descansar por la noche.

Si sientes que la temperatura se vuelve insoportable en algunas ocasiones, te serán útiles algunas recomendaciones que te ayudarán a combatir el calor.

Toma nota de estos cinco consejos para que el calor no pase factura a tu salud:

#1 Hidrátate. Bebe agua y líquidos a menudo. No abuses de las bebidas con cafeína, del alcohol ni de los refrescos azucarados.

#2 Aliméntate bien. Come a menudo y elige platos ligeros que también contribuyan a mantener tu cuerpo hidratado, como ensaladas, frutas o sopas frías como el gazpacho.

#3 Protégete del sol. Usa crema solar y repite la aplicación varias veces al día.

#4 Deporte “con cabeza“. En las horas centrales del día evita realizar deportes al aire libre.

#5 Vigilia a los grupos de riesgo. Los bebés, los niños pequeños, las personas mayores o los enfermos crónicos requieren una especial atención cuando hace calor.

5 consejos para mantener una postura correcta en la oficina

La edad, el sedentarismo, las malas posturas en el trabajo e, incluso, factores hereditarios pueden provocar dolor de espalda. Para prevenir esta dolencia tan común es importante realizar ejercicio de forma habitual con el fin de mantener los músculos de la espalda fuertes y flexibles.

También es vital cuidar nuestra postura en el puesto de trabajo, sobre todo en esos casos en los que pasamos ocho horas o más delante de una pantalla de ordenador.

Si sigues estos cinco consejos puedes prevenir los conocidos “males de oficina” que van desde problemas de columna, dolores de espalda y de cabeza, hasta tendinitis y molestias en las articulaciones.

#1 Cambia de postura

El cambio de postura cada cierto tiempo aumenta la circulación y hace que la sangre y el oxígeno se muevan mejor por todo el cuerpo. Es recomendable levantarse unos minutos de vez en cuando para andar y estirarnos, además de descansar la vista durante, al menos, cinco minutos.

#2 Cuello y cabeza en posición recta

Si trabajas enfrente de un ordenador es importante que mantengas el cuello en posición recta. Ajusta tu silla para lograr esta posición o coloca algún objeto debajo de tu pantalla de ordenador para elevarla a la altura de tus ojos. Ten en cuenta que la pantalla del ordenador debe estar a unos 45 centímetros de la cara.

#3 Siéntate de forma correcta

Al pasar tantas horas en una misma silla es muy común tomar una postura encorvada. La espalda debe estar siempre apoyada contra el respaldo, con apoyo lumbar, para mantener la columna recta y erguida. Además, el pecho también debe estar recto y nunca debemos levantar los hombros para teclear o escribir.

#4 Los pies en contacto con el suelo y las piernas nunca cruzadas

La posición de nuestros pies es un elemento fundamental para lograr una postura correcta que evite dolores de espalda. Siempre debemos mantener los pies en contacto con el suelo, es decir apoyados sobre una superficie. Si ya has ajustado tu silla y los pies no están firmemente apoyados en el suelo, puedes utilizar un reposapiés. Además, las piernas deben estar siempre en ángulo recto con respecto a la espalda y nunca se deben cruzar.

#5 Evita los movimientos repetitivos

Cuando repetimos un gesto muchas veces podemos sobrecargar la musculatura y provocar dolor. Aun así, si crees que en tu día a día hay gestos que se repiten a menudo, intenta ser consciente de ello y realizarlos de la forma correcta.

5 consejos de salud para adaptarse al cambio de hora

Cada año, con la llegada de la primavera, cambiamos al horario de verano adelantando una hora nuestros relojes con el objetivo de aprovechar mejor las horas de luz natural.

Aparentemente, los beneficios son evidentes. Sin embargo, los cambios horarios desajustan los ritmos circadianos, es decir, los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario.

El desequilibrio del cambio de hora puede afectar a cualquier persona, pero especialmente a gente mayor y niños, y los principales síntomas son:

  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Falta de concentración
  • Irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Desorientación
  • Falta de apetito

Toma nota de estos cinco consejos de salud que si los aplicas estos días te ayudarán a adaptarte mejor al cambio de hora:

#1 Establece una rutina de sueño, con horarios fijos para acostarse y despertase una vez se haya cambiado la hora.

#2 Evita las bebidas excitantes, como el café o el alcohol antes de acostarte.

#3 Evita realizar ejercicio a última hora del día, ya que esto activa nuestro metabolismo.

#4 Evita comidas abundantes para cenar, de esto modo la digestión será mucho más fácil.

#5 Evita las luces antes de dormir, sobre todo la de móviles, ordenadores, tabletas o televisores.

Decimos adiós a las mascarillas en el exterior: ¿Qué es el síndrome de la cara vacía?

Llevar mascarilla en el exterior ya no es obligatorio, siempre que respetemos una distancia mínima de 1,5 metros. Tras más de un año saliendo a la calle con media cara tapada, esta medida ha sido recibida por muchas personas como un alivio y una liberación. Sin embargo, puede ocurrir que otras personas sientan angustia o miedo al sentirse inseguros y demasiado expuestos al Covid. Estas personas podrían estar sufriendo el llamado síndrome de la cara vacía.

Los indicadores principales son:

  • Sentimiento de vulnerabilidad y desprotección al ir sin mascarilla.
  • Ansiedad, miedos, sentirse expuesto, etc. por llevar la cara al descubierto.
  • Rechazo del contacto social o evitación de ciertas situaciones.

Los psicólogos recomiendan “respetar los tiempos de cada uno” ante la relajación de las normas y dan algunas recomendaciones a la hora de hacer frente a esta nueva normalidad:

  • Recuerda ante todo que no estás obligado a ir sin mascarilla. Puedes seguir llevándola cuando quieras o llevarla a mano.
  • Exponte gradualmente a esta nueva situación. Es decir, acostumbrándote a esta nueva situación poco a poco y de forma gradual.
  • Reestructura tus pensamientos irracionales, teniendo en cuenta tu contexto. No es lo mismo si estás o no vacunado, si tienes personas de riesgo a tu cargo o no, etc.
  • Recuerda que la mascarilla es una barrera. Igual que nos protege, también nos distancia de los demás. Vernos la cara nos ayuda a regular nuestras emociones.
  • No dudes en buscar ayuda con un especialista si lo necesitas.

Fatiga pandémica: cómo combatirla

Conocemos la fatiga pandémica como el estado de agotamiento causado por la situación de la COVID-19, que se manifiesta en un abanico de emociones negativas en aumento.

Según la OMS, la fatiga pandémica la provocan factores como la incertidumbre de una situación que parece que no acaba nunca, el control excesivo para evitar caer enfermos o el cambio de hábitos debido a las restricciones impuestas.

Los síntomas que puede provocar la fatiga pandémica son:

  • Cansancio o agotamiento
  • Insomnio y problemas para dormir
  • Estrés e irritabilidad
  • Tristeza y pérdida de motivación
  • Dificultad para concentrarse
  • Agobio por la rutina provocada por la pandemia
  • Cuadros de desesperanza como ansiedad o soledad

Como sabes, defender el sistema inmune depende de nuestra:

  • Energía física (ejercicio físico y buena alimentación)
  • Energía emocional (cuidar nuestras emociones)
  • Energía mental (diálogo interior positivo)
  • Energía espiritual (valores y transcendencia)

Consejos para recuperarnos de los excesos de estas fiestas

Nos despedimos de la Navidad, una época muy especial para compartir con familiares y amigos pero en la que solemos sustituir nuestros hábitos saludables por alimentos hipercalóricos, sumado a una disminución de la actividad física. Ahora, ha llegado el momento de volver a nuestra rutina y de recuperar aquellos hábitos que hayamos dejado a un lado durante este tiempo.

Sigue leyendo y toma nota de estos 5 consejos para recuperarnos de los excesos de estas fiestas:

#1 Cambia la alimentación con hábitos más saludables

El principal desafío de diciembre para mantener nuestro peso ideal es la comida, la cual abunda mucho en cada esquina y en cada momento. Para recuperarte de estos excesos tienes que apostar de lleno por el consumo de alimentos saludables. Estos saciarán el apetito y serán igual de agradables, pero sin comprometer la cantidad de calorías correctas.

#2 Frena el consumo de bebidas azucaradas por un tiempo

Es importante que reduzcas el consumo de bebidas azucaradas y aumentes el de agua, así tu cuerpo drenará y se recuperará del daño que ha recibido por tanto azúcar. Además, esto es bueno para tu tranquilidad mental.

#3 Retoma la actividad física

El ejercicio físico es el único capacitado para realmente ayudar a eliminar ese peso que ya no sienta bien en el cuerpo, siempre y cuando se acompañe también de una alimentación saludable.

#4 Empieza nuevos ejercicios que resulten desafiantes

Para recuperar la motivación, puedes empezar nuevas actividades que te resulten interesantes, ya sean de ocio, de deporte, etc.

#5 Descansa lo suficiente cada noche

En época de fiestas, es normal que nuestro horario de sueño se vea alterado, o que durmamos menos de lo que nuestro cuerpo necesita. Esta situación de sueño inconcluso se va acumulando y desajusta los ciclos internos, afectando al metabolismo temporalmente. En consecuencia, hay que descansar para poder recuperarte de los excesos de la Navidad.

5 claves para disfrutar de la Navidad cuidando de tu salud

Se acerca la Navidad, una época muy especial para compartir con familiares y amigos y donde solemos sustituir nuestros hábitos saludables por alimentos hipercalóricos, sumado a una disminución de la actividad física. Pero disfrutar de las fiestas no significa que tengamos que renunciar a los buenos hábitos que hemos conseguido mantener durante todo el año.

Sigue leyendo y toma nota de estas 5 claves para disfrutar de la Navidad cuidando de tu salud:

#1 Consume frutas y verduras a diario

Ten presente que el consumo diario de frutas, verduras y hortalizas nos aporta antioxidantes y fibra que nos sacia. Por eso, opta por incluir verduras y hortalizas entre los primeros platos de las comidas, así su efecto saciante te ayudará a comer menos.

#2 Controla el consumo de azúcar

Turrón, mazapán, polvorones, roscón, etc. En esta época de Navidad llegan los dulces y los postres, así que opta por consumirlos solo en los días festivos y moderar la ración. La recomendación es que te sirvas en un plato pequeño y que bebas agua para acompañar el postre. Por último, evita el consumo de azúcares añadidos en otras comidas y bebidas, como café, zumos y galletas.

#3 No te saltes ninguna comida

Si te saltas alguna comida seguro que llegarás con más apetito a la siguiente, lo que te llevará a comer en exceso y sentir más ansiedad por dulces y grasas. Ten presente que si vas a tener una cena copiosa es recomendable que no te saltes el desayuno o la comida, solo intenta comer porciones más pequeñas.

#4 No dejes de moverte

Una buena manera de empezar el día es realizando ejercicio físico, así que aprovecha estos días festivos para ser activo. Tu salud te lo agradecerá y también te será de ayuda para poder mantener el peso.

#5 Opta por aperitivos saludables

Si organizas alguna comida de Navidad, puedes escoger aperitivos saludables y sorprender así a tus familiares con un surtido diferente, delicioso y nutritivo. Ejemplos: brocheta de tomate cherry y queso fresco, rollitos de jamón con piña, verduras al dente con humus, chips de lentejas con guacamole, etc.

5 consejos para adaptarse al cambio de hora

Desde el año 1996, en la Unión Europea los relojes se adelantan una hora el último domingo de marzo, para pasar al horario de verano, y se atrasan una hora el último domingo de octubre, para pasar al horario de invierno. El motivo no es otro que aprovechar las horas de luz solar y conseguir, de esta manera, un ahorro energético al reducirse la necesidad de iluminación artificial.

De cara al próximo cambio de hora, que tendrá lugar en la madrugada del sábado 30 al domingo 31 de octubre, es importante tener en cuenta algunos hábitos para que la adaptación al nuevo horario y a nuestras rutinas sea más fácil.

Sigue leyendo y toma nota de estos 5 consejos que puedes empezar a aplicar para adaptarte al próximo cambio de hora de la forma más saludable para garantizar tu bienestar:

#1 Mantén una rutina de sueño

Establece un horario más o menos fijo para acostarte y levantarte. Eso te ayudará a evitar problemas de insomnio.  Y para facilitar la adaptación a la rutina de sueño, es aconsejable evitar las siestas durante las primeras semanas del nuevo horario.

#2 Lleva una dieta sana

Prioriza las frutas y verduras y reduce el de cafeína y otros excitantes, especialmente por la noche. También es aconsejable adelantar la hora de la cena y tomar alimentos ligeros para evitar digestiones pesadas que puedan afectar a la calidad del sueño.

#3 Desconéctate de la tecnología

Es recomendable disminuir el uso de dispositivos móviles, tablets y ordenadores antes de ir a dormir, ya que la luz de la pantalla puede afectar a la conciliación del sueño.

#4 Aprovecha las horas de luz

Puedes aprovechar las horas de luz para practicar ejercicio y realizar actividades al aire libre. El ejercicio físico ayuda a aumentar la concentración de serotonina y de otros neurotransmisores en el cerebro.

#5 Cuida tus relaciones sociales

No dejes que la falta de luz solar te impida hacer aquellas actividades sociales de las cuales antes disfrutabas y te ayudaban en tu estado de ánimo: sigue quedando con amigos, o saliendo a pasear, etc.

10 consejos para practicar deporte de forma saludable

Con motivo de la Semana Europea del Deporte, iniciativa promovida por la Comisión Europea para combatir el sedentarismo creciente, en OK Mobility queremos contribuir en este propósito promoviendo entre #OKTeam hábitos de deporte saludables.

Sigue leyendo y toma nota de estos 10 consejos para practicar deporte de forma saludable que puedes empezar a poner ya en práctica a la hora de realizar cualquier actividad deportiva.

#1 Planifica tus actividades de acuerdo a tu condición física

#2 Realizar estiramientos antes y después del ejercicio

#3  Mantén una alimentación sana y equilibrada

#4 Hidrátate durante el ejercicio

#5 Utilizar ropa ligera y transpirable

#6 Practica de forma regular la actividad física que escojas

#7 Ejercítate mejor por la mañana

#8 Ten cuidado con los golpes de calor

#9 Anima a alguien a hacer deporte contigo

#10 Respeta los días de descanso

Cómo desintoxicar tu cuerpo de los excesos del verano y las vacaciones

Durante la época estival, con el cambio de rutina y el aumento de actividades de ocio, solemos relajarnos y ceder a las tentaciones veraniegas. Esto nos puede llevar a descuidar nuestros hábitos saludables, tanto de horarios, como de alimentación y deporte. ¡Ha llegado el momento de recuperarlos!

Iniciar un plan detox puede ser de gran ayudar para desintoxicarnos de los excesos veraniegos, restablecer nuestro equilibrio, limpiar nuestro organismo y afrontar los próximos meses cargados de energía.

Toma nota de estas 5 pautas a seguir para desintoxicarte de los excesos de las vacaciones. ¡Estos consejos pueden ser, además, el inicio de una nueva vida saludable!

#1 Organiza un menú equilibrado

Prepara platos, como purés, cremas o ensaladas, con alimentos depurativos como pepino, calabaza, puerro, apio, brócoli, hinojo y manzanas. Estos alimentos, además de diuréticos y de favorecer la eliminación de toxinas, limpian y embellecen la piel.

#2 Bebe mucha agua

Beber purifica y estimula la diuresis, favorece la piel y promueve el buen humor. Además, hidrata los ojos evitando la sequedad ocular. Bebiendo mucha agua conseguiremos que nuestros órganos eliminen toxinas. También puedes preparar un té con hierbas depurativas como el té verde.

#3 Elimina los alimentos procesados

Olvídate de todos esos productos refinados y envasados a los que recurrimos con más frecuencia cuando el estrés nos inunda. Intenta comer lo más sano y natural posible.

#4 Haz ejercicio

Reincorpora tus rutinas habituales de ejercicio poco a poco y con cabeza, dejando que tu cuerpo marque su ritmo. Combina cardio con pesas para fortalecer tu cuerpo.

#5 No te olvides de la fruta

Aprovecha esta época del año para preparar una macedonia de melón (rico en potasio y magnesio), limón (es un diurético natural) y pera (activa la circulación del riñón).